• Implantes dentales
  • Implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son unos dispositivos médicos realizados en materiales biocompatibles que no producen reacción de rechazo y permiten su unión al hueso. Habitualmente se diseñan con forma de cilindro. Son insertados en los huesos maxilares para reponer dientes perdidos, actuando como una suerte de raíz artificial, que servirá para sostener un diente artificial.

Es una tratamiento seguro, fiable y duradero para sustituir uno, varios o todos los dientes del maxilar o la mandíbula. Sobre los implantes se colocan aditamentos que se denominan pilares que sirven de soporte para coronas unitarias fijas y puentes de tres o más piezas con restauraciones fijas o removibles.

¿Cómo funcionan?

Dependiendo de la cantidad y situación de los dientes ausentes pueden servir para sostener un solo diente por implante o para sostener un puente o una dentadura completa.

Permiten reponer la función y la estética dental de una forma cómoda y eficaz. Hoy en día son, en la mayoría de los casos que nos encontramos en la clínica, la mejor opción para reponer dientes ausentes.

Una vez terminado el tratamiento el paciente puede volver a sonreír y a masticar con tranquilidad.

Implantes con carga inmediata

Se denomina así a la técnica que permite colocar implantes y dientes en el mismo día, con o sin función. Se puede hacer en un solo diente, varios o toda la arcada.

No todos los casos clínicos pueden hacerse con carga inmediata, por lo que es necesario hacer un minucioso estudio del caso clínico y radiográfico previo, sobre todo de la disponibilidad de hueso tanto en cantidad como en calidad.
Tras la cirugía de implantes se coloca sobre los mismos una prótesis provisional que el paciente llevará en boca el tiempo de integración de los implantes y estabilización de los tejidos blandos.

Concluida esta fase es sustituida por una prótesis definitiva con materiales más estéticos y resistentes.

Implantes inmediatos postextracción

En ocasiones es posible colocar el implante de forma inmediata a la extracción de la pieza dental estropeada, e incluso colocar también ese mismo día una prótesis inmediata provisional. Estos casos deben ser seleccionados para asegurar un buen fin de los mismos.

Cuando es necesario un aumento de hueso o de encía para colocar el implante es obligado hacerlo en varios pasos.

Implante unitario

Cuando hay una falta de un diente o muela colocamos un implante tras una adecuada exploración y revisión de imágenes radiográficas. Este implante queda alojado en el hueso y pasados unos meses en los que el hueso lo fija firmemente colocamos sobre él una corona sobre implante generalmente de porcelana que sustituye la pieza perdida de una forma segura y estética.

Esto recupera la función y la estética, y sobre todo impide los movimientos de los dientes cercanos a la ausencia, movimientos que producen alteraciones en otros dientes, encías y articulaciones temporomandibulares, empeorando la salud de toda la dentadura.

Puente de metal-cerámica

Cuando las faltas de dientes son varias no es necesario poner un implante por cada diente, si no que se pone algunos en sitios estratégicos para sujetar una prótesis metal-cerámica unida o puente, totalmente fijado a los implantes de forma segura.

Estas prótesis son similares a los dientes naturales y recuperan la estética del paciente sin tener que recurrir a prótesis removibles que pueden resultar incómodas.

Prótesis híbridas

Se llama así a un tipo específico de prótesis sobre implantes que repone una arcada entera.

Sirve para recuperar todos los dientes del maxilar o más frecuentemente de la mandíbula.

Al paciente se le colocan entre cuatro y siete implantes para sujetar de forma fija una estructura de metal y resina. Esta se atornilla a los implantes  quedando totalmente fija y permitiendo la masticación cómoda del paciente y dejando atrás la incomodidad de las dentaduras tradicionales.

Sobredentaduras

Estas prótesis sirven generalmente para solucionar los problemas de pacientes portadores de dentaduras tradicionales. Las dentaduras se mueven, hacen daño en las mucosas e incluso hasta se salen de su sitio. Aquí los implantes suponen también una buena solución para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Se colocan entre dos y cuatro implantes que sirven de anclaje para las prótesis, evitando su movimiento durante el uso. Son prótesis que el paciente puede y debe desmontar para su limpieza, tal y como lo hacía con su antigua dentadura, pero durante la masticación y el habla se mantienen retenidas por los implantes y aumentan enormemente la comodidad y confianza de los pacientes.

Elevación de seno

Esta técnica nos permite reponer dientes en zonas donde el hueso existente no es suficiente para sujetar los implantes adecuadamente.

El seno maxilar es un hueco aéreo en el maxilar superior que aumenta de tamaño al perder los dientes y muelas. Este hueco lo aprovechamos para rellenarlo con hueso del paciente o sustitutos artificiales del hueso para consolidar un nuevo hueso sobre el que anclar nuestros implantes.

Es una de las intervenciones de aumento de hueso más sencillas y predecibles de las que se realizan en la clínica dental, y tras un tiempo de cicatrización se pueden colocar implantes de la forma habitual.

Injertos óseos y mucosos

En ocasiones necesitamos aumentar el volumen de hueso o de encía del paciente para poder colocar implantes o para mejorar la estética final de los dientes artificiales.

Tras un detallado estudio del caso se recomendará la mejor solución a cada paciente individual.

¿Cómo se hacen?

Tras un detenido estudio de la situación del paciente se realiza la colocación de los implantes en el hueso y después se coloca la prótesis que reemplaza los dientes que faltaban en la boca.

El tiempo entre la colocación de los implantes y de los dientes es variable, en ciertos casos es posible colocar una prótesis inmediata, de tal forma que el paciente recupera su diente/s desde el primer día. En otras ocasiones hay que esperar a que el implante se suelde al hueso para sostener la prótesis con seguridad.

En el caso de la falta de un solo diente hablamos de un implante unitario, encima del implante colocamos una estructura de metal y porcelana que imita un diente natural y cumple la función perdida.

Cuando lo que faltan son varios dientes es innecesario colocar un implante por cada diente perdido, algunos implantes separados pueden servir como apoyo para varios dientes unidos en una sola estructura que llamamos puente.

Si el paciente ha perdido todos los dientes no tiene por qué resignarse a llevar una dentadura postiza, la colocación de algunos implantes nos sirve para sostener una estructura de metal con unos dientes fijos, con los que el paciente mejora mucho su calidad de vida.

¿Qué tipo de mantenimiento necesito?

Una consulta frecuente de los pacientes es relativa a la duración de los implantes dentales y el mantenimiento que necesitan.

Los implantes están diseñados para resistir años en la boca y un adecuado mantenimiento puede hacer que recuperemos la salud dental y la belleza durante muchos años.

Para un correcto mantenimiento es imprescindible una buena higiene oral, y son necesarias revisiones periódicas en la clínica dental, para asegurar la salud de las encías y del hueso que rodean a los implantes.

En algunos casos limpiaremos la boca de nuestros pacientes como si fueran sus dientes naturales, y en otros podremos desmontar la prótesis para una limpieza total de la misma.

La salud de las encías alrededor de los implantes es lo más importante cuando hablamos del mantenimiento de los implantes.

En nuestra clínica establecemos una periodicidad de revisiones adecuada para cada paciente de tal forma que podamos mantenerlos de una forma óptima.

Ventajas e inconvenientes

  • Mejora estéticaLas soluciones protésica basadas en implantes dentales proporcionan un aspecto natural prácticamente igual a los dientes originales.
    Recuperación funcional, estética y fonética.
    Sin las incomodidades habituales de dentaduras, usted podrá disfrutar como antes de la comida y de las actividades sociales. . Permiten colocar prótesis fijas que proporcionan mayor comodidad para el paciente, tanto desde el punto de vista estético como funcional, en el habla y la masticación.
  • ComodidadLas dentaduras mucosoportadas (dentaduras postizas) suelen ser incómodas, y en muchas ocasiones causa de situaciones sociales embarazosas. Con implantes dentales, usted disfrutará de una solución lo más parecida posible a su dentadura original y su higiene dental será como la de cualquier persona, al igual que las actividades de odontología preventiva regulares.
  • Mejora de la salud oralNo tener que manipular otras piezas dentarias, así como la detención del proceso de pérdida ósea, mejorará su salud bucodental a largo plazo y adicionalmente reducirá los costes económicos asociados.

Las ausencias dentales tienen muchas consecuencias sobre la salud de toda la dentadura, que empeora rápidamente por las consecuencias de las pérdidas dentales. Otros dientes se mueven y generan huecos y malposiciones, y el hueso se empieza a perder por falta de función.

El tratamiento con implantes dentales frena todas estas consecuencias negativas aumentando la supervivencia del resto de dientes y componentes del aparato bucal como músculos y articulaciones.

Indice

¿Qué son los implantes dentales?Ir
¿Cómo funcionan?Ir
¿Cómo se hacen?Ir
¿Qué tipo de mantenimiento necesito?Ir
Ventajas e inconvenientesIr

Detalles del servicio

¿Te gusta?2
Fecha11 enero, 2014
ComentariosOff